"

El dulce siempre ha sido
parte de mi familia

"

Contarles cómo comencé es contarles una historia familiar.

Dulces Claribel se debe a mi tía abuela, a mi madre y finalmente a una curiosidad personal por iniciar un negocio propio.

Hace más de 20 años comencé haciendo dulces antiguos y tradicionales usando mis recetas familiares. Primero los hacía para mi familia y amigos cercanos, pero poco a poco otras personas me fueron haciendo pedidos.

Así, el negocio fue creciendo pero sin afectar la calidad de nuestros productos.

Hoy somos una empresa 100 % peruana que hemos mantenido recetas originales algunas con más de 100 años de antigüedad pero también innovamos y hacemos postres, dulces y otros productos modernos.

Sólo para destacar algunas de las cosas que hacemos tenemos el huevo chimbo, la papita, los guargüeros, las ponderaciones, la no es nada y los alfajores. Éstos últimos tradicionales y modernos como forrados en chocolate, de lúcuma, chirimoya, miel y combinaciones de acuerdo al gusto del cliente.

Hoy día Dulces Claribel es el esfuerzo de un grupo de personas con la mística de la calidad sobre todas las cosas; por eso nuestros productos se preparan con los mejores ingredientes, siempre de manera artesanal -a mano- y de la manera tradicional como lo hacían nuestras abuelitas.

Para los mayores es un sabor que recordará su infancia y para los menores el despertar a los dulces tradicionales peruanos.